PREMIOS LLEDÓ

Rehabilitación de la Antigua Casa Rectoral de Olives

RVR Arquitectos

UBICACIÓN

Descripción

La casa rectoral de Santa María de Olives se emplaza en una ladera con pendiente este oeste, con vistas hacia el valle de Tabeirós, protegida en su lado oriental por los montes que separan los términos municipales de A Estrada y Silleda. La fecha de su construcción se desconoce, aunque en el portalón de entrada a la finca aparece gravada una cifra que nos remite a su posible origen: 1802.

La parcela está dividida en dos zonas por un muro que continúa la fachada oeste de la casa. La zona al este del muro está ocupada por las edificaciones y sus espacios exteriores más inmediatos. Al lado oeste del muro aparece un espacio libre de construcciones, dedicado originalmente a uso agrícola.

La planta de la casa es de gran claridad, muros resistentes de mampostería definen 6 estancias en cada una de sus dos plantas, todas de una superficie aproximadamente similar. Además, esas estancias se comunican entre sí sin que sea necesaria la existencia de pasillos o corredores, lo que le da a la casa una especial sencillez y nobleza. Esos atributos se transmiten también en su exterior, no existen balcones, ni galerías, ni elementos representativos, sólo la espadaña en el eje de la fachada norte aparece como elemento ornamental o simbólico, y dice algo de su destino de casa curial.

El proyecto de rehabilitación no modifica apenas la configuración estructural de la casa, se dispone el nuevo programa de forma que pueda reducirse al máximo la tabiquería, potenciando la presencia de la estructura portante y espacial actual. La planta baja se utiliza para los espacios de estar, cocina y anexos a ésta, de forma que el programa se introduzca con naturalidad en la estructura de estancias de la casa, sin fragmentarlas. La planta primera se destina a dormitorios y zonas de baño, que se distribuyen en la planta de una forma análoga a lo descrito para la planta baja, introduciendo los nuevos usos en la estructura de muros, de tal forma que se pueda reconocer su orden primitivo con claridad.

La junta constructiva que se observa en las fachadas norte y sur hace pensar que la casa ha tenido al menos dos estadios constructivos. Históricamente, las construcciones se han adaptado a los usos, que lógicamente cambian con el tiempo. Esa capacidad de adaptación de la construcción al uso se mantiene en nuestra intervención. Además el uso se adapta también a la construcción, asumiendo sus faltas e imperfecciones.

Se utilizan técnicas de construcción que se apoyan en “la mano” y en los oficios tradicionales de la construcción: se recuperan y consolidan los muros de mampostería con piedra de la propia casa, se reutilizan materiales de derribo como teja y vigas de madera, las técnicas de revestimiento también son tradicionales, pues se utilizan morteros de cal para las paredes, y pinturas basadas en pigmentos naturales, latex y cal, los suelos son de hormigón y madera de roble recuperado y los tabiques se hacen con tablas pintadas de pino.

El volumen original de la casa no se modifica y la intervención en su exterior es mínima. Se limita a las fachadas sur y oeste, modificando las proporciones originales de cuatro ventanas, para conceder más luz a la planta baja. La piedra que construye las fachadas se mantiene tal cual, se renuncia a intervención o limpieza alguna, para no interrumpir la labor continua del tiempo.

En los espacios exteriores a la casa se reducen los movimientos de tierra a lo necesario para crear un área de acceso y aparcamiento para los coches, en el norte de la vivienda, y un pequeño patio al sur que amplía hacia el exterior la vida de la casa, desde el que se adivina al fondo y entre los árboles, el campanario de la iglesia parroquial. Se recupera el espacio de una antigua era de enlosado de granito y se liberan los cursos de agua que llegan a la casa con la recuperación de un antiguo lavadero y la construcción de una pequeña alberca, de forma que la presencia del agua contribuya a ordenar formalmente también los espacios de jardín.

x
Iniciar sesión