PREMIOS LLEDÓ

Bajocubierta Padre Feijoó

Pier & Vilariño

A coruña

Descripción

Memoria de proyecto

Un trabajo de experimentación, de investigación…. Crear tiene un componente de juego…. cuestionarse lo evidente….descontextualizar, cambiarle el sentido a las cosas, jugar con las formas, con sus usos….
…jugar con el tiempo….volver al punto del tiempo que interesa, para mostrarlo, desviarlo, sugerirlo….dejarlo ahí…..para que tal vez otro, en otro momento pueda retomarlo y acabarlo….o no…quizás volviendo otra vez atrás , volviendo a empezar desde un punto que te atrae … Siempre con el respeto a la herencia….la historia, la tradición, la cultura y el oficio constructivo.

Entendido así, ahora resulta lógico que el proyecto no estuviera preconcebido ni condicionado por el papel…proyectamos a lo largo de todo el proceso de la obra.
La oportunidad….un espacio bajocubierta de la primera manzana construida del ensanche de la ciudad de Coruña en 1899 por el arquitecto D. Faustino Domínguez, con una tipología edificatoria de una vivienda con despacho profesional muy distribuida y compartimentada en un estado de deterioro y abandono considerable… Techos altos horizontales donde había altura ( 2,60 metros de altura), ignorándose la auténtica volumetría del edificio -salvo en los espacios más bajos del bajocubierta-, un patio de luces interior con una galería a modo de fachada, una buhardilla a la calle con dos velux como iluminación cenital en dos estancias…. Pero en un espacio oscuro, lúgubre y muy fragmentado….

Sin premisas…a medida que se eliminaban los elementos deteriorados, se recuperaba la volumetría real de la edificación, así como su proceso constructivo… fundamentalmente deshaciendo…..como método de trabajo para comprender y a partir de ahí poder proponer….recuperando una atmósfera que iba apareciendo e intentábamos atrapar….

Cada descubrimiento iba dando una nueva imagen del todo….en aproximaciones sucesivas….

Buscamos el valor de cada elemento, la huella del tiempo sobre él, el paso de los diferentes usos y sus intervenciones, afortunadas unas y desafortunadas otras… retirando capas poco a poco, dándonos tiempo a habituarnos a los cambios producidos….

Decidimos valorar el proceso de construcción….nos cuenta cosas de la historia del edificio, de los sistemas constructivos, de los diferentes oficios, la labor de artesanía, los materiales, etc. de la época. …el detalle constructivo en sí adquiere valor estético… dotándolo de un protagonismo casi escultural …

El descubrimiento del sistema constructivo primitivo de la edificación sugiere la demolición selectiva de aquellos elementos ajenos al espíritu constructivo de la época recuperando lo esencial… quedando al desnudo los muros de carga de granito, los puntales intermedios, de madera de pino de tea, los tabiques con sus subestructuras de madera y las vigas de madera que soportan los techos también de madera.

Lo superfluo se elimina o se recupera con otro sentido, dándole un nuevo uso….Así, además de recuperar algunos elementos de mobiliario originales que eran recuperables, se han creado otros nuevos, partiendo de elementos provinientes de la demolición….tabiques que se convierten en lienzos, en puertas pivotantes, correderas, …puertas que se convierten en armarios móviles….viguetas que pasan a ser mesas….

Se han incorporado muy pocos elementos nuevos… las instalaciones necesarias para el nuevo uso, algún objeto de mobiliario y la iluminación, ….generando así un permanente diálogo entre lo nuevo y lo viejo.
El suelo original de madera , de pino de tea, se ha pulido ligeramente para eliminar la suciedad adquirida y se ha protegido con una única mano de barniz mate para no desvirtuar su aspecto natural.

Tanto la carpintería interior como la exterior se encontraban en buen estado de conservación, por lo que se ha procedido a rehabilitarla y pintarla y, fundamentalmente, a recuperar el aspecto original de los herrajes, oculto bajo sucesivas manos de pintura. Se recupera también la puerta de entrada, de madera de castaño, limpiándola y tratándola con cera.

Los tabiques y falsos techos, estaban realizados a base sucesivas subestructuras de tablas de madera, cubiertas por una nueva subestructura transversal a base de tablillas como soporte del enfoscado de yeso final. Debido al mal estado del yeso, se ha descubierto y limpiado dicho sistema constructivo, potenciándolo y dándole un acabado final de pintura blanca a modo de veladura que permite apreciar las vetas y muescas de la madera, dejando visible la huella del tiempo pasado sobre ellas, a modo de cicatrices.
Se han realizado nuevas instalaciones de calefacción, electricidad, voz y datos, dejando las canalizaciones vistas. Las de calefacción en canalización de cobre y el resto en tubo visto de acero. Tanto los mecanismos como los radiadores se han diseñado, estos últimos partiendo del intercambiador de un radiador comercial. Se ha partido de las canalizaciones ya existentes para colocar los aparatos de fontanería y saneamiento.

El resultado es una transformación completa del lugar, un espacio para estar, para trabajar, para disfrutar , un espacio que no ha perdido su atmósfera doméstica original, que ha recuperado la memoria emocional de un hogar, en definitiva un lugar para vivir…..
…de fondo…la potencia evocadora de la ruina, un tiempo intermedio en el proceso de hacer / deshacer que sugiere un espacio en el que algo qu

x
Iniciar sesión